Propuesta de un marco de indicadores de desempeño de competencia digital para guiar el diseño instruccional de una experiencia de aprendizaje

A framework´s proposal of performance indicators of digital competence to guide the instructional design of a learning experience


Palabras clave:

  • Keywords:


Introducción

La evolución de la tecnología está generando cambios en la forma como las personas se apropian del conocimiento y desarrollan competencias. Ante este escenario, desarrollar competencias digitales en las personas es una tarea que las instituciones educativas deben llevar a cabo en todos los niveles. En términos llanos, se puede definir la competencia digital como la capacidad que tiene un individuo para procesar información y utilizar tecnología, al mismo tiempo que esta competencia le permite adquirir otros saberes y desarrollar habilidades para solucionar problemas profesionales o académicos (Ricoy, Feliz y Sevillano, 2010; Ala-Mutka, 2011; Ferrari, 2013; Gutiérrez, 2014; Zambrano, Gómez-Zermeño y Guerrero-Roldán, 2016). La competencia digital permite a un individuo tomar decisiones, resolver problemas, crear comunidades de aprendizaje y contribuir en la sociedad generando conocimiento (Cabello, Cuerva, Puerta y Serrano, 2013). A través de la competencia digital un ciudadano es capaz de continuar aprendiendo a través de las herramientas, información y recursos que ofrece Internet. Además, en la transición a una economía 4.0, en donde la posibilidad de automatización de puestos de trabajo se hace posible por las oportunidades que ofrece la inteligencia artificial, las personas que cuenten con competencia digital básica tienen mayores posibilidades de transitar de actividades rutinarias a otras; donde la interacción social y los procesos cognitivos del ser humano serán más importantes para crear modelos, probar hipótesis y desarrollar escritura (Nedelkoska y Quintini, 2018).

Y es en este contexto en donde tiene sentido crear estrategias de formación en competencia digital en todos los niveles educativos. Muy particularmente es importante poner atención en jóvenes o adultos para que tengan las posibilidades de vincularse o desempeñarse mejor en el campo laboral. Las estrategias educativas que se creen ofrecerán a cualquier persona la oportunidad de aprender continuamente a través de los recursos, herramientas y experiencias que se pueden encontrar y/o construir en Internet.

En el presente artículo se presentan los resultados de la etapa dos de un proyecto de investigación que tiene como objetivo estudiar la calidad pedagógica de los elementos de diseño instruccional de un sistema tutorial inteligente que aplica la gamificación para desarrollar competencia digital básica. De manera general, la investigación del proyecto propone un método cuantitativo con una aproximación metodológica de pre/post-test.

Particularmente, para la etapa dos del estudio se aplicó juicio de expertos por medio del método de agregados individuales en dos rondas de análisis. De esta manera los resultados que se reportan en este artículo permitieron definir una propuesta de marco de indicadores de desempeño de competencias digital que es el referente para el diseño instruccional de una experiencia de aprendizaje que aplicar elementos de gamificación. Esta experiencia formativa incluye el diseño de instrumento de percepción de dominio de competencia digital, sistema tutorial inteligente, actividades de aprendizaje, selección de recursos educativos abiertos y reactivos para la valoración de desarrollo de los indicadores de desempeño.

Exploración de indicadores para el desarrollo de competencia digital

En un trabajo previo de este proyecto de investigación se realizó búsqueda de información relacionados con los constructos del estudio. En el artículo se reportó que en el 2012 se comenzaban a generar contribuciones relacionadas con competencia digital; y en publicaciones como Horizon Report comienza a resaltarse su importancia en el siglo XXI para adquirir nuevos aprendizajes a partir de la evolución tecnológica (Zambrano, Gómez-Zermeño y Guerrero-Roldan, 2016).

Publicaciones seleccionadas acerca de competencia digital

Autor Título de la publicación Año
Moris Mir La competencia digital, una propuesta 2009
Julio Cabero Almenara, María Del Carmen Llorente Cejudo, Fernado Leal y Froylán Andrés Lucero La alfabetización digital de los alumnos universitarios mexicanos: una investigación en la Universidad Autónoma de Tamaulipas 2009
Kirsti Ala-Mutka Mapping Digital Competence: Towards a Conceptual Understanding. JRC 67075 - Joint Research Centre - Institute for Prospective Technological Studies 2011
José Janssen y Slavi Stoyanov Online Consultation on Experts’ Views on Digital Competence 2012
Anusca Ferrari DIGCOMP: A Framework for Developing and Understanding Digital Competence in Europe 2013
José Iram Zúñiga Lobato, Rubén Edel Navarro y Jesús Lau Noriega Competencias digitales y educación superior 2016
ISTE ISTE Standards for Students 2016
Juan Jesús Gutiérrez Castillo, Julio Cabero Almenara y Ligia Isabel Estrada Vidal Diseño y validación de un instrumento de evaluación de la competencia digital del estudiante universitario 2017
Tabla 1

Al revisar las publicaciones seleccionadas (véase tabla 1) en torno a la temática de competencia digital, se encontraron dos trabajos de investigación que son un referente base para el desarrollo del marco de indicadores de desempeño para este proyecto. El primero es Ala-Mutka (2011), quien a través de su estudio identificó los componentes clave de la competencia digital en términos de conocimiento, habilidades, así como de actitudes que una persona debe poseer; pero aun cuando su trabajo representó una directriz para crear descriptores de competencia digital, la autora señalaba que, como futuros trabajos de investigación, existía la necesidad de crear propuestas de formación para el desarrollo de esta competencia.

El segundo trabajo académico base para esta investigación fue el realizado por Anusca Ferrari (2013), quien propone un marco de 21 competencias descritas en términos de conocimiento, habilidades y actitudes. Para la autora la competencia digital se compone de las áreas de información, comunicación, creación de contenido, seguridad y solución de problemas; además, su propuesta considera tres niveles de desempeño: principiante, intermedio y avanzado (Ferrari, 2013). La autora no aborda aspectos de dominio técnico de algún software o aplicativo, pero si considera ese proceso crítico que debe tener una persona para el uso de la información o recursos tecnológicos que ofrece Internet.

En cuanto a los otros autores que aparecen en la tabla, se encontró que ellos parten de la idea de conocer conceptos tecnológicos, pasando por conocer los periféricos y funciones de una herramienta tecnológica, hasta el uso de estas herramientas en procesos de productivos o de aprendizaje. Sin embargo, no describen niveles de desempeño, aunque sí consideran relevante que una persona se autoevalúe con base en la experiencia de uso tecnológico.

Entonces, la formación de competencia digital debe comenzar por reconocer que las personas tienen acceso y dominio de tecnología básica, para posteriormente comprender su funcionamiento y que ellos analicen de qué otra manera puede utilizar las tecnologías para el logro de sus intereses de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Es en esta necesidad que este proyecto de investigación propuso el diseño de una experiencia de aprendizaje que le ofrece a la persona: 1) identificar su percepción de dominio digital; 2) probar su dominio al realizar desafíos diseñados con elementos de ludificación; 3) ofrecer la oportunidad de revisar contenido mediante recursos educativos abiertos en formato video; y, 4) responder a reactivos para la valoración de su desarrollo de los indicadores de desempeño de competencia digital. Berger y Kam (1996) y Cabero (2007) sugieren que es importante tener claridad en la estrategia y propósitos educativos; por lo cual era necesario definir un marco de indicadores de desempeño que permitieran guiar las actividades de diseño instruccional de la experiencia de aprendizaje con elementos de gamificación. Es así como la pregunta que se definió para orientar las actividades de investigación de la segunda etapa del estudio fue, ¿Cuáles son los indicadores de desempeño de competencia digital que guiarán el diseño instruccional en el desarrollo de una experiencia de aprendizaje que considera elementos de gamificación?

Revisión de conceptualización de competencia digital

El ser humano, al interactuar en sociedad, genera vínculos de comunicación y por consiguiente puede aprender de las personas. Es claro que las tecnologías maximizan estas oportunidades de aprendizaje, ya que no sólo será aprender de las personas de su contexto próximo, sino que se vuelve un aprendizaje multicultural al tener acceso a contenidos y experiencias de vida en otros idiomas, creencias y culturas. He aquí uno de los retos importantes de las personas, romper las barreras del idioma, del tiempo, pasividad en el diálogo y de pensamiento. Es necesario que las personas se consideren como “agentes que participan activamente en la realización de sus propios destinos, en lugar de simples receptores pasivos de programas de desarrollo” (UNESCO, 2010, p. 23).

En esta idea de formación integral de una persona para enfrentar los retos del presente y el futuro, Sergio Tobón (2013, 2014) sugiere con el enfoque de la socioformación, el abordaje de los problemas reales y apoyarse de otras personas en el marco de un trabajo colaborativo, considerando aspectos éticos que favorezcan la gestión, cocreación del conocimiento y la metacognición con el apoyo de las TIC. Para este autor, en esta perspectiva de formar a las personas de manera integral para la vida, “se aborda el desarrollo de competencias, las cuales se entienden como actuaciones integrales para identificar, interpretar, argumentar y resolver problemas del contexto con idoneidad, ética y mejoramiento continuo” (Tobón, González, Nambo y Vázquez, 2015, p. 14).

Con base en lo anterior, la competencia digital es considerada como uno de los aprendizajes claves para el siglo XXI, ya que a través de esta las personas podrán apropiarse de la información que existe en Internet, así como tener la posibilidad de construir conocimiento para la solución de problemas, tanto para la vida personal, como para la vida académica o profesional. En este sentido, Ala-Mutka (2011) señala que la competencia digital no sólo es el dominio técnico, también es la capacidad de comprender los alcances de su uso en diversos contextos de la vida como son la comunicación, el aprendizaje, la solución de problemas, etcétera. De ahí que Calvani, Fini y Ranieri (2010) enfaticen que hay una coexistencia de dimensiones que se caracterizan tanto por los niveles tecnológicos (explorar nuevas herramientas), cognitivo (acceso, selección y evaluación de la información) y ético (responsabilidad en el uso de TIC); esto hace posible comprender el potencial de las tecnologías en la construcción colaborativa del conocimiento.

Bajo esta perspectiva, Ferrari (2012) definió a la competencia digital como:

“el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes (que incluyen habilidades, estrategias, valores y conciencia) que se requieren al usar las TIC y los medios digitales para realizar tareas; resolver problemas; comunicar; gestionar la información; colaborar; crear y compartir contenido; y construir conocimiento de manera efectiva, eficiente, apropiada, crítica, creativa, autónoma, flexible, ética, reflexiva para el trabajo, el ocio, la participación, el aprendizaje, la socialización, el consumo y el empoderamiento” (p. 43).

Sin embargo, Larraz (2013) sugiere que la competencia digital es la movilización de alfabetizaciones como la relacionada con la gestión de la información, el tratamiento de los datos, la creación de mensajes y la participación segura y ética desde la idea de la ciudadanía digital. Y un año más tarde, Gutiérrez (2014) proponía que competencia digital se entendiera como: “valores, creencias, conocimientos, capacidades y actitudes para utilizar adecuadamente las tecnologías, incluyendo tanto los ordenadores como los diferentes programas e Internet, que permiten y posibilitan la búsqueda, el acceso, la organización y la utilización de la información con el fin de construir conocimiento” (p. 54).

Al analizar estas conceptualizaciones, es posible percibir que la competencia digital juega un papel como de andamio permitiendo que las personas se apoyen de las capacidades que poseen para desarrollar otras habilidades. Son competencias mediacionales genéricas que facilitan adquirir otros saberes y habilidades relacionadas con las TIC, para de esta manera desarrollar otras competencias (Ricoy et al., 2010); además de que experimentan evolución constante en sus dimensiones a la par de la innovación tecnológica, por tanto, son multifuncionales y son competencias profesionales per se (Zúñiga, Edel y Lau, 2016). Esto último permite considerar que la competencia digital puede ofrecer un núcleo básico de saberes, habilidades, actitudes y valores, pero que conforme las tendencias tecnológicas cambian, una persona debe ir actualizando o perfeccionando su competencia digital.

Desde esta perspectiva, pareciera seguir teniendo sentido la conceptualización de competencia digital que se hizo en un trabajo previo: la articulación de saberes, habilidades, actitudes y aptitudes que le permiten a una persona solucionar problemas de la vida con el apoyo de herramientas tecnológicas. La competencia se evidencia cuando se dominan atributos de las dimensiones aprendizaje, información, comunicación, cultura y tecnología. El desarrollo de competencias digitales es un proceso gradual, comenzando por lo técnico, pasando por lo consciente hasta llegar a lo estratégico, y en donde la autorregulación es constante en cada momento (Zambrano et al., 2016, p. 56).

Método e instrumentos de la etapa de investigación

La investigación en lo general adoptó como método el cuantitativo para someter al análisis hipótesis y variables, las cuales podrán ser comprobadas a través de un experimento por una muestra representativa (aleatoria simple) de la población sometida a la investigación (Lincoln y Guba, 2000; Hernández, Fernández y Baptista, 2010; Gómez-Zermeño, 2009).

Pero tal como se mencionó en la introducción, este documento reporta las actividades correspondientes a la etapa dos de la investigación (véase figura 1). Estas actividades estaban centradas en la definición de un marco de indicadores de desempeño de competencia digital, el cual fue creado partiendo de la revisión de literatura acerca del tema, pasando por un proceso de validación con un grupo de expertos y presentar la definición final de los indicadores de desempeño que se utilizaron para las actividades de diseño instruccional de la intervención educativa.

Etapas de la investigación

2007-2996-rieege-9-18-82-gf1.png
Figura 1

Para la validación y definición de este marco de indicadores de desempeño por juicio de experto se utilizó el método de agregados individuales, el cual consiste en solicitar a un grupo de expertos vinculados al tema intercambiar individualmente sus impresiones acerca del contenido de un instrumento; por tanto, es juzgar la relevancia y congruencia del mismo (Corral, 2009).

De acuerdo con Corral (2009) en el método de agregados individuales para juicio de expertos en procesos de investigación se debe atender criterios como: 1) seleccionar al menos tres expertos en el tema que puedan juzgar los ítems; 2) proporcionar al experto información necesaria que explique el objetivo y operación del instrumento; 3) cada experto da su estimación directa a los ítems del instrumento; 4) se analizan los resultados, dejando o quitando los ítems en los cuales en la mayoría de los jueces coinciden favorablemente o desfavorablemente; 5) los ítems en donde haya poca coincidencia por los jueves, se reformulan y son sometidos nuevamente a revisión.

En relación con la selección de jueces para validar el marco de indicadores de desempeño de competencia digital, se decidió contactar a profesionales del área educativa, con estudios de maestría y doctorado con enfoque en el uso de tecnologías para el aprendizaje. También se consideró contactar a profesionales en el área de informática y sistemas con experiencia docente. La procedencia de los expertos es de instituciones de educación y centros de investigación de tendencias tecnológicas.

Siguiendo el referente anterior, se contactó vía correo electrónico a 21 expertos con experiencia en docencia, investigación educativa, uso de tecnología e innovación en la educación. Se grabó un video para explicarles los objetivos del proyecto de investigación, especialmente el propósito que se persigue con la creación del marco de indicadores de desempeño de competencia digital. En el mensaje se le enfatizó que su participación era voluntaria, así como también se le compartió una fecha para la entrega de sus observaciones al cuestionario PI-CUESTIONARIOMARCO-ET2-R1; de igual forma se les especificó que se les buscaría para una segunda ronda de análisis y validación del ajuste a la propuesta del marco de indicadores.

Como instrumentos para la valoración del marco de indicadores de desempeño, se utilizó la técnica de la encuesta a través de dos cuestionarios aplicados en dos momentos diferentes, de esta manera se puede responder desde cualquier espacio a los ítems planteados que permitirán obtener datos para el análisis (Hernández et al., 2010).

El cuestionario PI-CUESTIONARIOMARCO-ET2-R1 es resultado de la adecuación al instrumento propuesto por Ferrari (2012) el cual tenía como objetivo valorar con base en una escala de Likert si la propuesta de los componentes de competencias digital es necesaria para todas las personas, para algunas pocas o para nadie. Con base en esta lógica, esta investigación consideró integrar el contenido del instrumento de la siguiente forma:

  • Parte I. Datos de identificación para obtener información acerca de la trayectoria profesional del experto y su relación con el uso de tecnologías en procesos de aprendizaje.

  • Parte II. Presentación de los tres niveles de desempeño e indicadores de desempeño en tres secciones, cada una de las cuales ofrece los siguientes elementos:

    • Nivel de competencia digital.

    • Descripción de cada dimensión de aplicación de competencia digital correspondiente al nivel de la competencia que se analiza.

    • Dimensión de aplicación de competencia digital.

    • Indicadores desempeños clasificados a cada dimensión y asociada al nivel de desempeño de competencia digital que se evalúa.

    • Preguntas dicotómicas y abiertas para realizar observaciones en relación con la clasificación del indicador de desempeño del nivel de la competencia digital, la ubicación taxonómica del indicador de desempeño y la claridad del indicador de desempeño o si faltan otros indicadores en la dimensión o nivel de la competencia digital.

Por su parte, el cuestionario PI-CUESTIONARIOMARCO-ET2-R2 muestra las adecuaciones aplicadas como respuesta a la observancia de los expertos en la primera ronda de análisis a la propuesta de indicadores de desempeño de competencia digital. En este instrumento se esperaba que los expertos:

  • Respondieran las preguntas que se plantean en cada una de las competencias y sus respectivos indicadores de desempeño.

  • Validaran la propuesta de las dimensiones para la competencia digital con su respectivo descriptor.

Respondieran a las preguntas de conclusión de la validación del marco de competencia digital e indicadores de desempeño

Resultados

Las actividades en un proyecto de investigación educativa representan para quien las realiza un proceso continuo de contraste teórico-práctico y reflexión con miras a la construcción de conocimiento; mismo que será revisado, analizado y discutido por otros expertos en el tema. Al respecto, Uhl (2006 citado en Zambrano et al., 2016, p. 61) considera que los resultados que se obtengan no son solamente teorías descriptivas del conocimiento científico y de los métodos con los cuales se adquirió dicho conocimiento, también contribuyen a la prescripción de criterios cualitativos para los resultados de la investigación y de normas que se deben cumplir para que el procedimiento de indagación sea valorado como científico.

Con base en lo anterior, el proceso para definir un marco de indicadores de desempeño de competencias digital se presenta en la figura 2 y a continuación se describen los resultados generados durante el proceso.

Proceso para la creación de un marco de indicadores de desempeño de competencia digital.

2007-2996-rieege-9-18-82-gf2.png
Figura 2

Análisis y formulación de indicadores de desempeño de competencia digital

A partir de los documentos revisados (véase tabla 1), se analizaron y se relacionaron los indicadores y estándares de estos proyectos con el fin de definir un marco de indicadores de desempeño para los propósitos de este proyecto de investigación. En este proceso se utilizó la taxonomía cognitiva de Bloom para la era digital, la cual permite definir qué nivel de desarrollo educativo se desea en una persona, a la vez que permite identificar si lo posee o en qué nivel se encuentra (Chusches, 2009).

En la Taxonomía de Bloom el conocimiento que se suministre es importante para el ciclo de aprendizaje de una persona, además es el detonador para las habilidades de pensamiento (Anderson y Krathwohl, 2001). En este sentido, la revisión de esta taxonomía para la era digital (véase figura 3), propone que al aprendiz hay que llevarlo de la adquisición de conocimiento (aplicar y comprender), a la profundización del conocimiento (aplicar y analizar), para que estas bases le permitan crear conocimiento (evaluar y crear) (Churches, 2007). En esta lógica del proceso cognitivo se buscó organizar los indicadores de desempeño considerando tres niveles de competencia digital, que a su vez incluye dominios de aplicación; cada nivel con su respectiva conceptualización (véase figura 4).

Taxonomías utilizadas en la definición de los indicadores de desempeño de competencia digital

2007-2996-rieege-9-18-82-gf3.png
Figura 3

Es importante señalar que, al hacer la revisión de los indicadores de las publicaciones seleccionadas, se identificó que existían propuestas de indicadores enfocados a la dimensión afectiva para el uso de las TIC. Al respecto, Ng (2012, p. 1,068, citado en Gutiérrez, Cabero y Estrada, 2017, p. 4) comenta que una persona alfabetizada en lo socioemocional es “capaz de utilizar Internet de manera responsable para comunicarse, socializarse y aprender”. Es por eso que en este estudio se definieron indicadores de desempeño dirigidos al desarrollo socioafectivo en el uso de las tecnologías para el aprendizaje permanente y la colaboración.

Por lo anterior, se decidió utilizar la taxonomía de David Krathwohl para definir el nivel de desarrollo de dominio afectivo deseado en la persona, el cual se entiende “como un proceso de internalización de valores que puede ser descrito en un continuo de cinco niveles progresivos (Myers & Goodboy, 2015). Los cinco niveles propuestos por Krathwohl y colaboradores (1964) van desde la recepción hasta la caracterización por un valor determinado” (González, Navarro y Varas, 2017, p. 4).

Primera propuesta de indicadores de desempeño y competencia digital

2007-2996-rieege-9-18-82-gf4.png
Figura 4

Resultados de la validación del marco de indicadores de desempeño por juicios de expertos

Se recibieron 15 respuestas de los expertos al instrumento PI-CUESTIONARIOMARCO-ET2-R1 (véase tabla 2); 46.5% cuenta con doctorado en educación, psicología educativa, innovación educativa y en currículum e instrucción; 40.5% de los expertos cuentan con maestría en las áreas de psicologías, innovación y tecnologías educativa, así como también en informática. Finalmente, sólo 13% de los que respondieron el instrumento en su primera ronda de análisis cuenta con licenciatura en pedagogía y psicología.

Características del grupo de expertos que respondieron la encuesta

Grado académico Actividad profesional Experiencia en procesos de enseñana-aprendizaje Comunicación con estudiantes
46.5% con doctorado

  • Investigación educativa

  • Asesores educativos

  • Investigación con uso de TIC

  • Docencia

Más de diez años
40.5% con maestría

  • Asesores educativos

  • Docencia

  • Investigación con uso de TIC

Entre cinco y diez años El 50% sí
13% con licenciatura

  • Diseño instruccional

  • Uno de ellos con experiencia en proyectos de investigación con uso de TIC

Menos de cinco años
Tabla 2

Los resultados de la primera ronda de análisis del marco de indicadores de desempeño de competencia digital propuesto, dan cuenta que 20 de los 79 indicadores obtuvieron observaciones favorables por los expertos. Estos indicadores están relacionados con la búsqueda de información y uso de servicios y recursos de Internet; así como también el respeto a los derechos de autor y de la protección de los datos personales. También fueron bien valorados indicadores relacionados con la colaboración y construcción de conocimiento a partir de software.

En cuanto a indicadores con valoración desfavorable, se tuvo que eliminar 25 de 79, estos mayormente se enfocaban al conocimiento del origen y evolución de la tecnología, conocer principios de programación, generación de teorías para la solución de problemas, uso de la automatización de sistemas y pensamiento algorítmico. Su eliminación también obedece a que son conocimiento y habilidades elevados al nivel educativo de personas interesadas en estudiar su bachillerato.

Se encontró que 34 de los 79 indicadores propuestos recibieron observaciones de los expertos de manera parcial; algunos propusieron eliminarlos y otros consérvalos. Al revisar las anotaciones de los expertos, ellos expresaron que estos indicadores eran repetitivos entre sí, así como también era necesario aclarar cómo se relacionaban con la dimensión en la que fue clasificada el indicador de desempeño. Los temas que atendían estos indicadores estaban más dirigidos al desarrollo de cultura digital e innovación a partir de la autorregulación del aprendizaje.

Dentro de las observaciones generales recogidas por los expertos a través del instrumento, se encontró que la ubicación taxonómica de dominio cognitivo y afectivo de los indicadores de desempeño era adecuada. Sin embargo, 40% de los expertos advertían que había que tener cuidado en los indicadores relacionados con la colaboración y la creación de conocimiento. Lo anterior se debe a que estos indicadores se relacionan en mayor media con el seguimiento del cómo utilizan las personas las funciones de las herramientas que tienen a su alcance; por tanto, implica que estos indicadores estén vinculados a la generación de productos para su valoración.

A partir de las observaciones recibidas, se adecuó el marco de indicadores de desempeño y se compartió una segunda versión al grupo de expertos para su revisión y validación a través del instrumento PI-CUESTIONARIOMARCO-ET2-R2. En esta ronda se observó que los expertos consideraron que las adecuaciones eran correctas para los propósitos de la investigación, pero 40% de los expertos compartieron que se tenía que reconsiderar la ubicación de tres de los indicadores de desempeño relacionados con la colaboración, ya que estos debían ser aprendidos de manera gradual y, por tanto, no podía quedar en el nivel uno. Se atendió esta observación ubicando estos indicadores en el nivel tres de competencia digital. Aun cuando existía esta observación, los expertos consideraron que la propuesta podía ser utilizada para continuar con las actividades de investigación, como por ejemplo el diseño del instrumento de percepción de dominio de competencia digital (véase anexo).

Discusión de los resultados

Después de realizar los ajustes a las observaciones proporcionadas por los expertos, el marco de indicadores quedó integrado por tres niveles de competencia digital, con 30 indicadores de desempeño clasificados en cuatro dimensiones de aplicación de competencia digital: 1) tecnologías para la información; 2) seguridad y cultura digital; 3) comunicación y colaboración; y, 4) aprendizaje y solución de problemas.

El primer nivel es denominado adquisición del conocimiento (véase tabla 3), con la intención de seguir la lógica propuesta por la taxonomía de dominio cognitivo de Bloom. En este sentido, se pretende que en este nivel la persona tenga la capacidad de reconocer lo que sabe de las tecnologías a partir de la experiencia y por la interacción que tiene con otras personas, es así como puede crear relaciones entre lo que conoce y lo nuevo que se le puede ofrecer en una experiencia de aprendizaje (Churches, 2009). Es por lo que esta habilidad es de orden básico, ya que facilitan la adquisición del conocimiento (Vargas, Gómez-Zermeño, Gómez, 2013).

Desde la perspectiva del uso de las tecnologías, Marquès (2011) sugiere que esto crea una nueva cultura, lo que conlleva aprender nuevas maneras de ver el mundo, técnicas, el uso de nuevos instrumentos y la comprensión de un lenguaje tecnológico. Por lo que Ala-Mutka (2011) propone que inicialmente una persona debe adquirir conocimiento y habilidades instrumentales relacionadas con el uso de equipos tecnológicos, las caracteristicas de los softwares, acceso y uso de la información disponible en internet en diferentes formatos.

Al revisar el trabajo de Ferrari (2013) se encuentra que los indicadores de desempeño propuestos para comunicación, seguridad y cultura digital en este proyecto de investigación tienen el mismo sentido a los propuestos en el marco de DIGCOMP de Anusca Ferrari. Sin embargo, en la dimensión de tecnologías para la información, se consideró interesante incluir el aprendizaje de conceptos tecnológicos, así como de hacer énfasis en las funcionalidades de los navegadores y buscadores de internet, ya que estás presentan configuraciones que apoyan en el proceso de la búsqueda y selección de información, así como de experimentar un mejor uso de internet.

Primer nivel de indicadores de desempeño de competencia digital.

  • Nivel 1. Adquisición del conocimiento

  • Identifica y acepta con actitud responsable y comportamiento ético las características, funciones básicas e implicaciones en el uso de las tecnologías digitales para la búsqueda de información y para la comunicación en diversos espacios que ofrece internet.

Dimensión Indicador Ubicación taxonómica
Tecnologías para la información Acepta los beneficios y riesgos asociados al uso de tecnologías digitales para conducirse adecuadamente en los distintos ámbitos de la vida. 1
Conoce términos relacionados con el uso de tecnologías digitales. I-A
Conoce las funciones del sistema operativo de dispositivos tecnológicos como computadoras y móviles. I-B
Conoce las configuraciones de los navegadores que le permiten una mejor interacción en internet. II-B
Conoce las características y herramientas de los motores de búsqueda de información en internet. I-A
Realiza búsqueda de información en motores de base de datos que ofrece internet, a partir de considerar el tema, las palabras clave, las fuentes y el tipo de recurso. II-C
Selecciona información que encuentra en internet, aplicando criterios como credibilidad, alcance, relevancia, fuente, autoridad, actualidad y exactitud. II-C
Conoce las características y herramientas de los procesadores de texto, hojas de cálculo y presentaciones para crear contenidos digitales. II-C
Reconoce la utilidad de organizar archivos electrónicos en equipos de cómputo y unidades de almancenamientos externas,como herramienta para respaldar información. II-B
Seguridad y cultura digital Es consciente de atender las medidas de seguridad de información en sus dispositivos tecnológicos y de la privacidad de sus datos en internet. 2
Participa en las interacciones sociales por internet respetando las normas de netiqueta. II-B
Comunicación y colaboración Conoce las características de tecnologías digitales para comunicarse de manera asíncrona con otras personas o grupo de personas. II-B
Conoce las características de las tecnologías digitales para comunicarse de manera sincrónica con otras persona o grupo de personas. II-B
Conoce las características de las redes sociales para generar conexiones con otras personas mediante internet. II-B
Tabla 3

El segundo nivel es denominado profundización del conocimiento (ver tabla 4), por lo que se espera que la persona sea capaz de explorar todas las funciones que pueden tener las tecnologías que tiene a su alcance con fines de atender una situación dada (Churches, 2009). Es también la oportunidad de reconstruir las conceptualizaciones que tiene la persona de las herramientas y de reconocer que posiblemente tienen otros usos; por ejemplo, facilitar el aprendizaje y fortalecer las interacciones con las otras personas.

Toda vez que la persona ya es consciente de atender la seguridad de sus datos personales, Ala-Mutka (2011) considera que en sus habilidades avanzadas la persona puede adaptar y participar en una comunicación intercultural; lo que implica entonces el desarrollo socioafectivo de las personas hacía las TIC, ya que esto les permitirá responsabilizarse de sus mensajes, asumir una actitud ética y de respeto hacía los recursos informativos que la persona utiliza, pero que fueron producidos por otras personas (Gutiérrez, Cabero y Estrada, 2017). La propuesta de indicadores de desempeño clasificados en este nivel de competencia digital tiene el mismo sentido que los propuestos por Ferrari (2013), aunque vale la pena señalar que en este proyecto de investigación se resalta la importancia que tiene la interacción de las personas en las redes sociales.

Segundo nivel de indicadores de desempeño de competencia digital.

  • Nivel 2. Profundización del conocimiento

  • Estructura y comparte el contenido que se recupera de internet mediante tecnologías digitales que permiten su procesamiento para la construcción de conocimiento, con una actitud de respeto hacía las recomendaciones de derechos de autor y privacidad de la información.

Dimensión Indicador Ubicación taxonómica
Tecnologías para la información Realiza optimizaciones a sus dispositivos de cómputo y móvil que favorezcan su rendimiento. III-B
Utiliza procesadores de textos, hojas de cálculo y presentaciones para editar, insertar tablas, gráficos, imágenes y otros objetos en la edición de un contenido digital. III-C
Utiliza servicios de nube para almacenar y compartir información. III-C
Se suscribe a canales de servicios que ofrecen contenido de calidad científica o académica. IV-C
Seguridad y cultura digital Instala aplicaciones para protegerse de amenazas cibernéticas como malware, virus o fraudes. III-C
Realiza procesos de borrado de historial de navegación, cokies, caché y respaldo de datos accesos y recursos web en el navegador. III-C
Configura la privacidad de su información y datos personales para protegerse contra el fraude, las amenazas en línea y el acoso cibernético. III-B
Atiende las disposiciones legales de uso de la información que recupera de internet para respetar los derechos de autor. 3
Comunicación y colaboración Participa en las redes sociales compartiendo ideas o recursos con información en diversos formatos que recupera de internet. III-B
Tabla 4

Finalmente, el tercer nivel de competencia digital representa el nivel superior de pensamiento (ver tabla 5), en el cual se enfoca en la calidad y aplicación del conocimiento que ha sido adquirido y puesto en práctica (Churches, 2009; Vargas, Gómez-Zermeño, Gómez, 2013); es por tanto un pensamiento estratégico, ya que la persona al conocer los posibles usos de las tecnologías es capaz de crear soluciones con éstas a partir de los recursos que tiene disponible.

Tanto Ala-Mutka (2011) como Ferrari (2013) consideran que la colaboración es una habilidad clave en la creación de contenidos y el avance las tecnologías, por lo cual la clasifican como una habilidad avanzada. Sin embargo, es importante enfatizar en la planeación de estrategias para organizar los trabajos colaborativos, de esta manera las interacciones estarán organizadas (Marquès, 2011) y existirá una aportación de conocimiento con valor. Un punto importante en este nivel de competencia, es promover la autorregulación de la persona para aprender a través de internet (Larraz, 2013), esto implica que las personas propongan metas de aprendizaje, al mismo tiempo que les permita crear su propio entorno de aprendizaje con recursos que les pueden ser útiles para la solución de problemas (UNESCO, 2018).

Tercer nivel de indicadores de desempeño de competencia digital

  • Nivel 3. Crear conocimiento

  • Diseña estrategias apoyado en recursos de información, en la colaboración y con conciencia de sus capacidades e intereses acerca del uso de tecnologías digitales para la solución de necesidades personales y de aprendizaje.

Dimensión Indicador Ubicación taxonómica
Comunicación y colaboración Utiliza tecnología digital para colaborar con diversas personas para la creación de conocimiento. V-C
Reconoce que la definición de estrategias para el trabajo en equipo mediante el uso tecnologías digitales facilitan la colaboración asertiva entre las personas. 3
Aprendizaje y solución de problemas Formula metas con base en sus intereses de aprendizaje y busca lograrlas con el apoyo de las tecnologías digitales a las cuales tiene acceso. 5
Define una problemática para la generación de una solución con el apoyo de las tecnologías digitales. V-D
Utiliza tecnología digital para la planeación y administración de proyectos. VI-D
Organiza su propio entorno de aprendizaje mediante la integración de recursos tecnológicos que pueden apoyar en su proceso de aprendizaje. VI-C
Presenta en una herramienta web un contenido digital integrando recursos como texto, imágenes, audio y video. VI-C
Tabla 5

Conclusiones

Entonces, para responder a la pregunta de investigación de esta etapa del estudio, ¿Cuáles son los indicadores de desempeño de competencia digital que guiarán el diseño instruccional en el desarrollo de una experiencia de aprendizaje que considera elementos de gamificación?

Durante esta segunda etapa de la investigación fue importante la revisión y análisis de la literatura seleccionada para definir los indicadores de desempeño. Si bien el proceso de juicio de expertos brindó mayor objetividad al proceso metodológico de la investigación, hay que tener también presente que el planteamiento del estudio contribuyó a seleccionar o eliminar indicadores de desempeño, toda vez que se reconoce que existían indicadores elevados para que estos se desarrollaran en un corto periodo; además de considerar que una persona puede adquirir este desempeño a partir de la experiencia de aprendizaje que tenga en su interacción en Internet.

Por otro lado, es necesario tener presente que el diseño instruccional, como método, orienta en el desarrollo de los recursos, actividades, evaluación y retroalimentación que facilitarán la adquisición de saberes y habilidades en una persona (Berger y Kam, 1996, citados en Zambrano et al., 2016). Por eso es considerando como un plan, en el que se establece metas por alcanzar, a través de medios que contribuirán al logro deseado (Rodríguez, 2009, citado en Zambrano et al). Cuando se integran tecnologías en una experiencia de formación, es necesario tener muy claro los propósitos educativos y la estrategia pedagógica para facilitará el desarrollo de aprendizaje (Cabero, 2007), en este caso, desarrollo de competencia digital.

Desde esta perspectiva, como estrategia se aplican elementos de gamificación para motivar y fortalecer el desarrollo de la competencia digital. De ahí la necesidad por definir un marco de indicadores de desempeño que facilitara las actividades de diseño instruccional en cuanto a:

  • Determinar el contenido que deberá encontrarse en los recursos educativos abierto de formato video.

  • Redactar las instrucciones de las actividades de aprendizaje asociado a uno o algunos indicadores de desempeño.

  • Formular los ítems de evaluación de dominio de competencia digital.

  • Orientar las respuestas de retroalimentación de la evaluación que obtenga el participante.

Como parte de las reflexiones que aportan al conocimiento científico (Uhl, 2006), a partir de los resultados de la etapa dos emergieron las siguientes contribuciones:

La primera se enfoca en confirmar la utilidad y vigencia del marco de competencias (DIGCOMP) propuesto por Anusca Ferrari (2013), ya que los expertos que participaron en este estudio, a través de los indicadores de desempeño que ellos revisaron, de alguna manera están ratificando las competencias definidas por la autora. Esto permite que otros trabajos de investigación educativa puedan partir del referente de Ferrari para crear estrategias de formación en el desarrollo de competencia digital.

La segunda contribución se relaciona con la propuesta de indicadores de desempeño de competencia digital que propone este estudio, ya que si bien es cierto mantienen el mismo sentido de lo propuestos por Anusca Ferrari (2013), a través de la revisión de otros proyectos de investigación y de las observaciones de los expertos, se encuentra que emergen otros indicadores de desempeño que no se perciben en el trabajo de Anusca Ferrari, los cuales son: la planeación de la estrategia de colaboración (Marquès, 2011), integrar el aprendizaje del lenguaje tecnológico (Zúñiga et al., 2016), conocer otras acciones técnicas de los softwares que se pueden ejecutar a través de sus tutoriales (Ala-Mutka, 2011), así como la posibilidad de analizar el papel de la autorregulación en la competencia digital para facilitar el desarrollo de otras competencias que se requieren para enfrentar los retos del presente y el futuro (Ricoy et al., 2010).

Esto último debe ser sometido a discusión y comprobación en futuros trabajos de investigación, así como de la observación que este proyecto de investigación puede recoger a partir de las siguientes etapas del estudio.

Referencias

1 

Ala-Mutka K. (2011). Mapping digital competence: Toward a conceptual understanding. Union Europea: Joint Research Centre.

K Ala-Mutka 2011Mapping digital competence: Toward a conceptual understandingUnion EuropeaJoint Research Centre

2 

Anderson, L.W., y Krathwohl, D. (Eds.). (2001). A taxonomy for learning, teaching and assessing: A revision of Bloom's taxonomy of educational objectives. New York: Longman.

L.W Anderson D Krathwohl 2001A taxonomy for learning, teaching and assessing: A revision of Bloom's taxonomy of educational objectivesNew YorkLongman

3 

Berger, C., y Kam, R. (1996). Definitions of instructional design. Adapted from “Training and instructional design”. Applied Research Laboratory, Penn State University.

C Berger R Kam 1996Definitions of instructional designAdapted from “Training and instructional design”Applied Research Laboratory, Penn State University

4 

Cabello, J.L., Cuerva, J., Puerta A., y Serrano J. (2013). Tratamiento de la información y competencia digital en la educación [Wiki en línea]. Recuperado de https://sites.google.com/site/lascompetenciasbasicas/ticd

J.L Cabello J Cuerva A Puerta J Serrano 2013Tratamiento de la información y competencia digital en la educaciónWiki en líneahttps://sites.google.com/site/lascompetenciasbasicas/ticd

5 

Cabero, J. (2007). Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Madrid: McGraw Hill.

J Cabero 2007Nuevas tecnologías aplicadas a la educaciónMadridMcGraw Hill

6 

Calvani, A., Fini, A., y Ranieri, M. (2010). Digital competence in K-12. Theoretical models, assessment tools and empirical research. Anàlisi, 40, 157-171.

A. Calvani A. Fini M Ranieri 2010Digital competence in K-12. Theoretical models, assessment tools and empirical researchAnàlisi40157171

7 

Chusches, A. (2009). Taxonomía de Bloom para la era digital. Recuperado de http://eduteka.icesi.edu.co/articulos/TaxonomiaBloomDigital

A Chusches 2009Taxonomía de Bloom para la era digitalhttp://eduteka.icesi.edu.co/articulos/TaxonomiaBloomDigital

8 

Churches, A. (2007). Educational origami, Bloom's and ICT tools. Recuperado de http://edorigami.wikispaces.com/Bloom's+and+ICT+tools

A Churches 2007Educational origami, Bloom's and ICT toolshttp://edorigami.wikispaces.com/Bloom's+and+ICT+tools

9 

Corral, Y. (2009). Validez y confiabilidad de los instrumentos de investigación para la recolección de datos. Revista Ciencias de la Educación, 19(33), 228-247.

Y Corral 2009Validez y confiabilidad de los instrumentos de investigación para la recolección de datosRevista Ciencias de la Educación1933228247

10 

Ferrari, A. (2013). DIGCOMP: A framework for developing and understanding digital competence in Europe. Recuperado de http://publications.jrc.ec.europa.eu/repository/bitstream/JRC83167/lb-na-26035-enn.pdf

A Ferrari 2013DIGCOMP: A framework for developing and understanding digital competence in Europehttp://publications.jrc.ec.europa.eu/repository/bitstream/JRC83167/lb-na-26035-enn.pdf

11 

Ferrari, A. (2012). Digital competence in practice: An analysis of frameworks. JRC Technical Reports. Recuperado de http://jiscdesignstudio.pbworks.com/w/file/fetch/55823162/FinalCSReport_PDFPARAWEB.pdf

A Ferrari 2012Digital competence in practice: An analysis of frameworksJRC Technical Reportshttp://jiscdesignstudio.pbworks.com/w/file/fetch/55823162/FinalCSReport_PDFPARAWEB.pdf

12 

Gómez-Zermeño, M. G. (2009). Estudio exploratorio-descriptivo de competencias interculturales en instructores comunitarios del Consejo Nacional de Fomento Educativo que brindan servicio en la Modalidad de Atención Educativa a Población Indígena del Estado de Chiapas. Monterrey, México: Escuela de Graduados en Educación, ITESM.

M. G Gómez-Zermeño 2009Estudio exploratorio-descriptivo de competencias interculturales en instructores comunitarios del Consejo Nacional de Fomento Educativo que brindan servicio en la Modalidad de Atención Educativa a Población Indígena del Estado de ChiapasMonterrey, MéxicoEscuela de Graduados en Educación, ITESM

13 

González, M.C., Navarro, G., y Varas, M. (2017). Diseño, validación y aplicación del cuestionario de desarrollo de la dimensión afectiva de competencias genéricas en estudiantes universitarios chilenos. Revista de Investigación Educacional Latinoamericana, 54(1), 1-16.

M.C. González G. Navarro M Varas 2017Diseño, validación y aplicación del cuestionario de desarrollo de la dimensión afectiva de competencias genéricas en estudiantes universitarios chilenosRevista de Investigación Educacional Latinoamericana541116

14 

Gutiérrez, J.J., Cabero, J., y Estrada, L.I. (2017). Diseño y validación de un instrumento de evaluación de la competencia digital del estudiante universitario. Revista espacios, 38 (10), p. 1-27.

J.J. Gutiérrez J. Cabero L.I Estrada 2017Diseño y validación de un instrumento de evaluación de la competencia digital del estudiante universitarioRevista espacios3810127

15 

Gutiérrez, P.I. (2014). Perfil del profesor universitario español en torno a las competencias en tecnologías de la información y la comunicación. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, (44), 51-65.

P.I Gutiérrez 2014Perfil del profesor universitario español en torno a las competencias en tecnologías de la información y la comunicaciónPixel-Bit. Revista de Medios y Educación445165

16 

Hernández, R., Fernández, C., y Baptista, P. (2010). Metodología de la investigación. México: McGraw Hill.

R. Hernández C. Fernández P Baptista 2010Metodología de la investigaciónMéxicoMcGraw Hill

17 

Larraz, V. (2013). La competència digital a la Universitat [Tesis doctoral]. Programa de Doctorat de la Universitat d'Andorra, Sant Julià de Lòria, Andorra. Recuperado de http://hdl.handle.net/10803/113431

V Larraz 2013La competència digital a la UniversitatTesis doctoralUniversitat d'AndorraSant Julià de Lòria, AndorraSant Julià de Lòria, Andorrahttp://hdl.handle.net/10803/113431

18 

Lincoln, Y., y Guba, E.G. (2000). Paradigmatic controversies, contradictions, and emerging confluences. En N.K. Denzin y Y.S. Lincoln (Eds.), Handbook of qualitative research (pp. 163-188). New Berry Park, CA: Sage.

Y. Lincoln E.G Guba 2000Paradigmatic controversies, contradictions, and emerging confluences N.K. Denzin Y.S. Lincoln Handbook of qualitative research163188New Berry Park, CASage

19 

Marquès, P. (2011). La cultura de la sociedad de la información. Aportaciones de las TIC [sitio web]. Recuperado de http://peremarques.net/si2.htm

P Marquès 2011La cultura de la sociedad de la información. Aportaciones de las TIChttp://peremarques.net/si2.htm

20 

Nedelkoska, L., y Quintini, G. (2018). Automation, skills use and training. OECD. Employment and Migration Working Papers. Paris: OECD Publishing. Recuperado de http://dx.doi.org/10.1787/2e2f4eea-en

L. Nedelkoska G Quintini 2018Automation, skills use and trainingOECD. Employment and Migration Working PapersParisOECD Publishinghttp://dx.doi.org/10.1787/2e2f4eea-en

21 

Ricoy, M., Feliz, T. y Sevillano M. (2010). Competencias para la utilización de las herramientas digitales en la sociedad de la información. Educación XX1. Revista de la Facultad de Educación. UNED. Recuperado de http://www.uned.es/educacionXX1/pdf

M Ricoy T Feliz M Sevillano 2010Competencias para la utilización de las herramientas digitales en la sociedad de la informaciónEducación XX1. Revista de la Facultad de EducaciónUNEDhttp://www.uned.es/educacionXX1/pdf

22 

Sousa V.D., Driessnack, M., y Mendes, I.A.C. (2007). An overview of research designs relevant to nursing: Quantitative research designs. Rev Latino-am Enfermagem, 15(3), 502-507.

V.D Sousa M Driessnack I.A.C Mendes 2007An overview of research designs relevant to nursing: Quantitative research designsRev Latino-am Enfermagem153502507

23 

Tobón, S., González, L., Nambo, J.S., y Vázquez, J.M. (2015). La socioformación: Un estudio conceptual. Paradigma, 36(1), 7-29.

S. Tobón L. González J.S. Nambo J.M Vázquez 2015La socioformación: Un estudio conceptualParadigma361729

24 

Tobón, S. (2014). Currículo y ciclos propedéuticos desde la socioformación. Hacia un sistema educativo flexible y sistémico. México: Trillas.

S Tobón 2014Currículo y ciclos propedéuticos desde la socioformación. Hacia un sistema educativo flexible y sistémicoMéxicoTrillas

25 

Tobón, S. (2013). Los proyectos formativos: transversalidad y desarrollo de competencias para la sociedad del conocimiento. México: CIFE.

S Tobón 2013Los proyectos formativos: transversalidad y desarrollo de competencias para la sociedad del conocimientoMéxicoCIFE

26 

Uhl, S. (2006). Fundamentos filosóficos y empíricos de la investigación en ciencia de la educación. Educación XX1, (9), 149-154.

S Uhl 2006Fundamentos filosóficos y empíricos de la investigación en ciencia de la educaciónEducación XX19149154

27 

UNESCO (2018). Skills for a connected world. Mobile learning week 2018. Recuperado de https://en.unesco.org/sites/default/files/unesco-mlw2018-concept-note-en.pdf

UNESCO 2018Skills for a connected world. Mobile learning week 2018https://en.unesco.org/sites/default/files/unesco-mlw2018-concept-note-en.pdf

28 

UNESCO (2010). Informe mundial sobre el aprendizaje y la educación de adultos. Recuperado de https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000189407

UNESCO 2010Informe mundial sobre el aprendizaje y la educación de adultoshttps://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000189407

29 

Vargas, L., Gómez-Zermeño, M.G., y Gómez, R.L. (2013). Desarrollo de habilidades cognitivas y tecnológicas con aprendizaje móvil. Revista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación, (6), p. 30-39.

L. Vargas M.G. Gómez-Zermeño R.L Gómez 2013Desarrollo de habilidades cognitivas y tecnológicas con aprendizaje móvilRevista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación63039

30 

Zambrano, D.J., Gómez-Zermeño, M.G. y Guerrero-Roldán, A.E. (2016). Fundamentos teóricos de gamificación para un Sistema Tutorial Inteligente. Revista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación, 6 (13), 54-63.

D.J. Zambrano M.G. Gómez-Zermeño A.E Guerrero-Roldán 2016Fundamentos teóricos de gamificación para un Sistema Tutorial InteligenteRevista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación6135463

31 

Zúñiga, J.I., Edel, R., y Lau, J. (2016). Competencias digitales y educación superior. Recuperado de http://rete.mx/index.php/8-numero-tematico-educacion-mediada-por-tecnologia/7-competencias-digitales-y-educacion-superior

J.I. Zúñiga R. Edel J Lau 2016Competencias digitales y educación superiorhttp://rete.mx/index.php/8-numero-tematico-educacion-mediada-por-tecnologia/7-competencias-digitales-y-educacion-superior

This display is generated from NLM NISO JATS XML. The XSLT engine is libxslt.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2019 Revista de Investigación Educativa del Tecnológico de Monterrey

Revista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación, publicación semestral, editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, bajo la dirección y recopilación de la Escuela de Humanidades y Educación del Tecnologico de Monterrey,  domicilio Av. Eugenio Garza Sada No. 2501, Col. Tecnológico, C.P. 64849, Monterrey N.L. Contacto: https://rieege.mx, , Reserva de Derechos al uso exclusivo número 04-2010-011912525000-203, ISSN: 2007-3003, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. El editor, no necesariamente comparte el contenido de los artículos y sus fotografías, ya que son responsabilidad exclusiva de los autores. Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido, fotografías, ilustraciones, colorimetría y textos publicados en esta revista fuera de los permisos establecidos por la licencia Creative Common CC BY-NC 4.0
Resumen : 0 vistas.